Menu

Tendencias Marketing 2018 (II): Inbound Marketing

Agencia Lamoderna, Marketing, Publicidad, Tendencias Marketing 2018

Tendencias Marketing 2018 (II): Inbound Marketing

Tendencias Marketing 2018 (II): Inbound Marketing

El Inbound Marketing será una pieza clave en las estrategias de marketing de 2018, y la mejor noticia es que aún no es tarde para subirte al tren

El Inbound Marketing no es nuevo, pero 2018 será su año. Tampoco es que sea muy viejo (nace en 2005), o sí: un año en el mundo digital debe equivaler ya a cinco o seis en la vida real y tiende a más infinito. Lo que está claro es que la metodología Inbound funciona tan bien que cada vez suena con más y más fuerza en empresas y departamentos de marketing. Y 2018 será el año en el que esta tendencia se consolidará como un must practice.

¿Nos creerías si te dijésemos que hay una forma de aportar valorar real al consumidor para atraer clientes hasta el punto de convertirlos en amigos y que se queden contigo para siempre? Sin magia, sin trucos, sin golpes maestros: solo siguiendo un método probado, demostrable y que cualquier empresa puede poner en marcha partiendo de cero. Pero antes de explicarte los detalles, vamos a empezar por el principio.

 

¿Qué es el Inbound Marketing?

La mejor manera de explicar qué significa este bonito palabro es, precisamente, explicar lo que no es. Porque si Spiderman tenía a Venom y Batman a Joker, el antagonista del inbound es el outbound.

Outbound: Lo de siempre. Interrumpir al usuario irrumpiendo en todos los momentos de su vida con mensajes fuera de contexto que realmente no quiere ver, escuchar ni leer. Simplemente espera a que terminen para poder disfrutar, por fin, de lo que viene después. El outbound persigue al futuro cliente, aprovechando cada despiste para colarse en lo que está haciendo con métodos directos y unidireccionales más o menos elaborados. No es que esté mal per se, pero en un mercado con medios y canales superultramegasaturados resulta una opción cada vez más cara e inefectiva.

Inbound: el Inbound Marketing es todo lo contrario. No persigue al futuro cliente, lo atrae. Es pura seducción. Le ofrece respuestas a sus búsquedas, le asesora, le aporta valor y le explica las cosas. Le entretiene, le educa y/o le informa con contenido de calidad, y solo cuando está listo para dar un paso más le coge de la mano y le ayuda a darlo juntos, siempre juntos. Porque el inbound marketing crea una comunidad sólida y se adapta al momento en que se encuentra cada usuario de manera individualizada y personalizada. Para ello, une en una misma estrategia un gran repertorio de técnicas de marketing online no intrusivas (e-mail marketing, blogging, SEO, Social Media…) y acompaña al futuro cliente a lo largo y ancho de todas las fases del ciclo de compra. Más que una técnica, es una filosofía.

Sin embargo, y aunque ahora mismo pueda parecer una contradicción, no deberíamos tratarlos como algo incompatible solo por ser polos opuestos. Como veremos más adelante, podemos integrar elementos del Outbound en nuestra filosofía Inbound.

 

¿Y cómo hace todo eso el Inbound Marketing?

Partiendo de una buena estrategia que debe constar de 4 pasos:

1. Captación: En el Inbound Marketing el contenido es el rey, así que todo empezará definiendo nuestro buyer persona y diseñando un blog que funcione como eje central de nuestra estrategia; un lugar donde integrar todos nuestros contenidos y desde el que generar bidireccionalidad con nuestros seguidores a través de todos nuestros canales y recursos (SEO, redes sociales, e-mail marketing…)

2. Conversión: Una vez estamos atrayendo tráfico cualificado, toca convertir esos visitantes en leads para conseguir sus datos de contacto y poder ofrecerles soluciones reales a sus problemas. Esto lo conseguimos ofreciéndoles a cambio contenido de calidad que responda a sus preguntas: e-books, infografías, podcasts, manuales…

3. Cerrar la venta: Ya tenemos leads. Ahora toca ver qué necesita cada uno de ellos y, para eso, hay que identificar la etapa del ciclo de compra (o buyer journey) en la que se encuentra para ayudarle a llegar al final del embudo de ventas (o funnel). Para ello, utilizaremos técnicas de automatización del marketing como lead nurturing (maduración de leads) y lead scoring (calificación de leads). Herramientas de marketing como Hubspot nos ayudarán a llevar el proceso a buen puerto.

4. Fidelizar: Una vez has vendido, no puedes aplicar la de “hasta aquí lo prometido” y olvidarte de tu cliente sin más. Aprovecha el efecto altavoz; convierte a tu cliente en un evangelizador, en un auténtico fan de tu marca, producto o servicio, y no sólo repetirá compra cuando llegue el momento, también hablará bien de ti a todos sus conocidos… ¡y quién sabe si entre ellos hay algún futuro influencer!

Y por último, y más que como un paso como una constante, analizar, analizar y analizar. Solo analizando podemos mejorar nuestra estrategia y cambiar las cosas que no funcionan o que no funcionan como nosotros querríamos para mejorar nuestros resultados.

Enamora a tus clientes con Inbound Marketing, una de las tendencias de marketing 2018 que analizamos en el blog de La Moderna.

Lo cortés no quita lo valiente

Y como decíamos antes, es perfectamente factible aplicar técnicas Outbound a una filosofía Inbound para unir lo mejor de lo de siempre con una nueva forma de pensar y hacer las cosas. Por ejemplo, una marca de ginebra puede hacer publicidad en televisión, pero a su vez puede tener un blog dedicado a abordar todos los beneficios de su producto con recetas, ventajas de disfrutar de un consumo responsable o lo que determine en su estrategia de contenidos. En el anuncio de televisión, podría perfectamente incluir un enlace a su blog, o incluso hacer una campaña específica dirigida a promocionar su comunidad, o utilizar retargeting para impactar a usuarios que tienen algún problema concreto y que nosotros podemos resolver. La línea es muy delgada y puede dar miedo cruzarla, pero por eso mismo todo parte y cuadra a la perfección cuando se dedica el tiempo suficiente a trazar una estrategia maestra, siempre orientada a hacer más fácil la vida de nuestro cliente potencial y convertirle en una persona más feliz.

No olvidemos que uno de los objetivos finales del Inbound es crear un canal propio que nos permita captar clientes sin depender de plataformas externas ni de terceros. Cuanto más (y sobre todo mejor) definamos nuestra estrategia, y cuanto más tiempo invirtamos en ella, mejores resultados dará nuestro canal Inbound, que debemos concebir siempre como un activo capaz de convertir tráfico en cualificado en leads, clientes y/o suscriptores.

 

3 razones por las que el Inbound Marketing lo va a petar en 2018

✅  Porque los canales tradicionales están cada vez más saturados y piden a gritos alternativas de calidad a las técnicas de siempre.

✅  Porque la personalización es una constante que solo va a ir a más conforme pase el tiempo. La publicidad no intrusiva debe ser uno de los principales pilares de crecimiento de nuestra marca en internet. Cuanto antes empecemos, más ventaja llevaremos sobre nuestros competidores. Y créenos, esta filosofía hace más feliz y genera un gran recuerdo en las personas.

✅  Porque con una inversión menor a la de una campaña tradicional, crearemos un activo que seguirá produciendo leads, clientes y/o suscriptores durante años y sumando cada vez más enteros a nuestra facturación global.

 

Y tú, ¿tienes pensado incorporar el Inbound Marketing en tu estrategia de marketing 2018?

 

Etiquetas: , , , , ,
0 Comentarios Deja el tuyo

    Di cualquier cosa en verso o en prosa

    Yo pienso que...(Clic en el botón para enviar)

    ¡Compárteme!

    This is a unique website which will require a more modern browser to work!

    Please upgrade today!